Melody

Asociación de Discapacitados Canarios

La hipoterapia como trabajo de estímulo para jóvenes con discapacidad

Posted by asociacionmelody en febrero 23, 2009

¿Hipo… qué?. Para muchas personas la ‘hipoterapia’ es una práctica terapéutica absolutamente desconocida. Sin embargo el efecto beneficioso del movimiento del caballo, se conoce desde el antiguo.

 

Ya en su época, los griegos aconsejaban practicar equitación con el fin de mejorar el estado anímico de los enfermos incurables. Hoy nos acercamos a este desconocido campo, con el objetivo de acercarles esta modalidad de monta terapéutica rehabilitadora, y reconocida en todo el mundo.

Muchos son los niños, jóvenes y no tan jóvenes con discapacidades de varios tipos (autismo, parálisis cerebral, cegueras, síndrome de down, anorexia, bulimia, espina bífida, etc), que ponen en práctica esta terapia consistente en aprovechar los movimientos tridimensionales del caballo, para estimular los músculos y articulaciones.

Lo que se intenta con la práctica de la hipoterapia, es que a través del contacto y movimientos del caballo, el jinete genere estímulos produciendo una reacción en todo el cuerpo tanto muscular como sensorial.

Los pacientes son capaces de adoptar posturas de equilibrio, corregir problemas de conducta, disminuir la ansiedad, aumentar la confianza y la concentración, mejorar su autoestima, favorecer la integración social y de amistad, etc. Todo esto se consigue gracias a que los pacientes asumen esta práctica como una diversión que les empuja a seguir adelante, motivándoles aún más.

Los pacientes son capaces de adoptar posturas de equilibrio, corregir problemas de conducta, disminuir la ansiedad, aumentar la confianza y la concentración
 
 
El auténtico auge de la hipoterapia en Europa surge a partir de los años 50 y 60 desarrollándose principalmente en Alemania, donde se experimentó por aquel entonces con el método que en nuestros días se utiliza, una relación entre el animal y el jinete, el movimiento y la respuesta.

En España diferentes centros practican esta alternativa terapéutica, como es el caso del Centro Hípico La Moraleja .

Centros que han demostrando en numerosas ocasiones resultados positivos en los que niños autistas, incapaces de mostrar afecto hacia sus seres más cercanos, han sido capaces de abrazar a su caballo, hablarle, mirarle; jóvenes en silla de ruedas han logrado caminar; niños hiperactivos han logrado alcanzar estados de relajación a través de esta relación con los caballos, etc.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: