Melody

Asociación de Discapacitados Canarios

Los aparcamientos para discapacitados: ¿uso o abuso?

Posted by asociacionmelody en noviembre 18, 2008

aparcamientos-de-discapacitados

Un recorrido por diferentes espacios de la ciudad muestra casos de personas que estacionan sus coches en estas plazas especiales sin ser discapacitadas

laopiniondemalaga.es – Málaga

MATUCHA GARCÍA. MÁLAGA Ser discapacitado y aparcar en la ciudad puede ser una misión imposible. Dependerá de la suerte y de las dosis de solidaridad con la que se hayan levantado ese día los malagueños. El Congreso de los Diputados aprobó esta semana pasada una iniciativa en la que insta al Ejecutivo central a que realice las modificaciones oportunas para que los conductores que aparquen en estos espacios sean sancionados con dos puntos del carné.
Independientemente del debate acerca de si los aparcamientos son suficientes o no, la falta de espacio para el resto de conductores propicia un uso no adecuado de estas plazas. Vehículos que estacionan directamente sin tarjeta de autorización o coches que hacen un mal uso de éstas falsificándolas o prestándolas a familiares son algunas de las prácticas que denuncia la Federación de Discapacitados Físicos. Para acabar con este “tráfico” de tarjetas trabajan precisamente en conseguir que el Gobierno les apruebe un nuevo modelo que resulte más difícil de falsificar y que facilita a la policía las labores de identificación.
Para comprobar estas malas prácticas sólo es necesario marcar una ruta por la ciudad. La Opinión de Málaga ha trazado un itinerario imaginario de los quehaceres de un discapacitado en un día laborable de la semana. Éstos son los resultados.
12.00 horas. La persona acude en su vehículo al hospital Clínico para realizarse unas pruebas. En la calle 1 del aparcamiento del centro sanitario existen diez plazas para el colectivo debidamente señalizadas e identificables, pero todas están ocupadas. De entrada esta persona no podría realizar su visita con las facilidades que debiera, pero es que además dos de los coches carecen de la pertinente tarjeta de autorización. Uno de ellos sale en esos momentos del aparcamiento y en el otro hay una señora que permanece tranquilamente en su interior. Posteriormente ha de acudir a la facultad de Derecho, que aunque no cuenta con aparcamiento reservado cercano es accesible y en ese momento ofrece plazas próximas.
Itinerario. 13.10 horas. Esta persona intenta estacionar en la calle Princesa, a la altura del número 36, para continuar con sus gestiones del día, pero los tres aparcamientos para minusválidos están también ocupados y presentan un mal uso. Una furgoneta expone claramente su tarjeta de forma correcta, un vehículo ha colocado esta identificación ´extrañamente´ en blanco y negro (son azules, en color) y, el tercer coche no tiene siquiera este documento obligatorio.
Continúa el recorrido. Al intentar estacionar en la calle Ayala, el discapacitado corre mejor suerte. De las dos plazas una está libre. Sigue su marcha hacia un centro comercial de la ciudad que dispone de numerosas plazas especiales para el colectivo y gran número de ellas sin ocupar. Ya a las 13.45 horas se dirige hacia el paseo marítimo Antonio Machado para almorzar. Estaciona sin mayores problemas en una plaza para minusválidos, pero el segundo de estos aparcamientos existentes está ocupado por un vehículo sin tarjeta.
Tras la comida acude a un conocido gimnasio que dispone de garaje y cuya plaza para minusválido está libre. A las 16.40 horas, camino del centro para tomar café se dirige hacia los espacios para este fin existentes en la plaza de la Merced. Se contabilizan seis, de los que uno está libre. De los cinco estacionados, uno de ellos no tiene tarjeta.
Moraleja: este colectivo mejoraría su calidad de vida si los ciudadanos hiciesen un buen uso de estos espacios. Un gesto menor que provoca un beneficio mayor para las personas de movilidad reducida.

Anuncios

Una respuesta to “Los aparcamientos para discapacitados: ¿uso o abuso?”

  1. eliseo said

    Me parece muy bien que nos quejemos de que no se respeten las plazas reservadas a minusválidos pero, y qué pasa con los familiares que usan éstas como si fueran ellos mismos los propios minusválidos? Una cosa es que seas el conductor de un minusválido, y otra cosa es que viajes en el coche y llegues a casa a las 11.00 de la noche y no tengas la preocupación de tener que buscar aparcamiento porque tu familiar te deja que uses su coche y su plaza.

    Venga ya, mucha indignación por que se respeten sus derechos, y muchos de ellos luego no respetan los derechos de sus propios vecinos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: